AMORA / Horror Vacui

AMORA / Horror Vacui

Colectiva / Galería Habana /9/10/19

En cuanto vi el título en la pared, se disparó en mí memoria una casilla que decía: “me la sé, me la sé…”. Solo que no recordaba con exactitud qué era lo que sabía. La ruta 27 iba prendía. Yo no me hubiese bajado de la guagua por nada del mundo, de modo que la palabra me siguió dando vueltas en la cabeza, como esos discos que terminaron de ser interpretados, pero ahí se quedan, girando. En casa siguió aquello parpadeando, con vaga intención de buscar en Wikipedia, pero no fue hasta el día siguiente que se disparó en mi mente la casilla anexa a la primera: se trataba de una localidad española. Cuando fui a la galería días después, estaba cerrada. Un colega me sugirió que cuando pasara eso fuera por el fondo, que siempre está abierto. Pero al regresar por segunda ocasión, no fue necesario entrarle por atrás.
De frente, siempre de frente, a ver qué relación guardaba un villorrio ibérico con propuestas artísticas de diez creadoras cubanas (Adriana Arronte, Ariamna Contino, Adislen Reyes, Dayana Trigo, Glenda León, Glenda Salazar, Lidzie Alvisa, Mabel Poblet, Plastic guajiras, Rachel Valdés). En cuanto entré, lo primero que hice fue preguntar por el “papelito de la exposición”, ese que dice alguna cosa para que no te vayas a casa con el apetito abierto innecesariamente. Pero no había papelito. La obra de Ariamna discursa sobre los millones de habitantes que profesan cada una de las grandes religiones universales. Sobre un pedestal, gruesos fragmentos de vidrio, todos de la misma naturaleza, yacen reorganizados luego de alguna quiebra teológica. “Ascensión”, es su título, ese boleto que los credos dan para ir al mismo lugar, luego de haber roto la unidad divina. Con las obras de Adislen (“Crater” e “Isla”, de la serie “Injerto”), aunque es notable que la solución factual es conceptualmente diferente, con una intención bien distinta, me fue imposible no recordar una serie de obras en las que Tomás Sánchez establecía relaciones figura-fondo con elementos del paisaje, pareciendo sustraer fragmentos de un medio para ser recolocadas en otro. Tal vez sea un velado homenaje al paisajista cubano…

…Al final, “Todo está en tu cabeza”, como reza Glenda León en su dibujo de una tormenta mental. Es cierto que, a veces, es como para volverse loco; a un lado, ese díptico de su colega y tocaya Glenda Salazar, lleno de cuadrículas mentales, atiborradas de caligrafías y signos indefinibles, luego tachados y vueltos a escribir, son un claro indicio de que “ser”, en términos existenciales, resulta demasiado extenso como para llenar un formulario. Salazar llamó a su obra, “Sin duda”, de la serie “Pinturas en silencio”. Frente a los vestigios de la obra-performance de Mabel quedé parado unos breves minutos, con la deliberada actitud de quien llama la atención con su intención; pero nadie vino a encender el monitor que quedaba detrás de unas cuerdas elásticas, unidas por un bastidor de cuero en el centro. La obra se titula “Resistencia”, que no hice, por falta de tiempo, para que conectaran el aparato. En su lugar, un sustancioso ejercicio de imaginación empezó a reproducir en mi mente lo que pudo haber sucedido durante ese performance. ¡Las cosas que le pasan a uno por la cabeza!

A mis espaldas estaban unos girasoles de Lidzie Alvisa, impresos con técnicas digitales. Se trataba de dos obras: “Sin título”, de la serie “Girasoles de Van Gogh”; y un díptico, “Cuando las flores se hicieron tan fuertes, que soportaron el peso del búcaro”, que no parece pertenecer a la misma serie, según el pie de obra, aunque también figuran girasoles. En su trabajo, referentes de la historiografía del arte, y técnicas contemporáneas de discursar, se encuentran para salvar lo que es medular a la esencia sensorial de la visualidad. Algo que también corrobora un lienzo de gran formato de Rachel Valdés. Su abstracción, de extensos brochazos, salta un siglo más con una técnica que ya rebasa el medio milenio, para manifestarse a través de códigos actuales. La obra de Adriana Arronte (cuatro piezas de pequeño formato), estaba fresca en mi recuerdo, pues hace poco inauguró una exhibición en Villa Manuela titulada: “Estado de gracia”. Las pequeñas piezas de la artista, cargadas de minúsculas figuraciones en metal, son, cada una, un pequeño retablo repleto de señales, que no se descubren a primera vista. Es necesario un detenimiento. La obra de Dayana Trigo parece tener una mayor complejidad visual de la que muestra la puesta en escena de una pequeña fachada con balcón (detrás de la cual hay una historia romántica), suspendida imperceptiblemente del techo. En frente de la fachada, apuntando directamente hacia ella, hay un equipo de proyección que debe contener los recuerdos de lo que sucedió con el amorío; pero nadie vino a encender el equipo.

¿Y el pueblecito peninsular qué diantres tiene que ver con todo esto? En cuanto llegué a casa hice mi Homework. Busqué en la Wiki el significado de Amora, y descubrí que, siendo ibérico aún, el pueblito no era español, sino portugués, lo que no cambiaba para nada las cosas con relación a esta muestra. Pero en otra acepción estaba: Amorá, vocablo arameo, singular de Amoraim, «Aquellos que dicen» o «Aquellos que comentan», sabios judíos que comentaron y trasmitieron las enseñanzas de la Torá Oral… No creo que una religión tan genéricamente excluyente de la mujer fuera motivo de elección para orquestar una exhibición exclusivamente femenina, a no ser por contraposición…, digo yo. Pero aquí hay más: Amora, La Encantadora, es un personaje de Marvel Comics, una villana de Thor, creada por Jack Kirby y Stan Lee, en Journey Into Mystery No. 103 (abril de 1964). A diferencia de la mayoría de los personajes relacionados con Thor, no está basada directamente en ninguna deidad de la Mitología escandinava. Especialidad: Magia y conocimientos arcanos, superfuerza, teleportación, vida prolongada. Afiliaciones actuales: Asgardianos. Afiliaciones anteriores: Amos del Mal…
… Antes que se me fracture el cerebro por completo, quisiera que alguien me ayudara a dilucidar cuál es el hilo conductor de este interesante despliegue de obras. Puede ser por esta misma vía, dejando su comentario abajo, en la casilla.

Deja una respuesta