Itinerario histórico: Cayo Hueso, Centro Habana.

Itinerario histórico: Cayo Hueso, Centro Habana.

Cayo Hueso, Centro Habana.

Zona de La Habana que quedó asentada alrededor del 26 de julio de 1912 por el ayuntamiento de la Habana mediante el acuerdo 703. Proyectado por los emigrantes cubanos, fundamentalmente tabaqueros, que por homenaje al Cayo Hueso norteamericano decidieron este nombre. Justo en el espacio arbolado del Parque Trillo.

Parque Trillo

Está ubicado en el pleno corazón de La Habana, es uno de los más conocidos en la ciudad, siempre, muy popular, decía una frase popular: todos los caminos conducen al parque Trillo. Hoy este parque, al igual que muchos otros de la ciudad, sufre un gran abandono, falta de cuidado en sus áreas verdes y del mantenimiento requerido en estos espacios. En tiempos recientes se ha visto más afectado por la ubicación de una zona Wifi sin ningún tipo de protección al espacio. 

Construido relativamente poco después, a propuesta del concejal de La Habana Jesús María Trillo. Ubicado entre las calles San Rafael, San Miguel, Aramburu, y Hospital, fue uno de los últimos donde existía cada semana un mercado abierto con una gran variedad de productos. Fue una importante plaza cultural, rodeada de viviendas y establecimientos, que a pesar de la concurrida presencia de visitantes, proporcionaba un sitio para la intimidas. El lugar está coronado con una bellísima ceiba gigante, árbol sagrado de los dioses del panteón yoruba.

En este lugar fueron realizadas procesiones dedicadas a la Caridad del Cobre encabezadas por damas de los alrededores a las que se sumaban personas procedentes de otros barrios de la ciudad. Hechos muy disímiles tuvieron lugar en este sitio, tales como la huelga de los aprendices en 1902 conocida como del lunes sangriento, la huelga de la Moneda en 1907 y eventos vinculados a las luchas en general.

En la República el lugar resultó escenario de todo tipo hechos, incluido algunos sangrientos, siendo uno de los más famosos el asesinato de un delincuente muy popular conocido como Pato Macho, lo que dio origen a una muy popular copla en la que se expresaba:

Por culpa de La chaucha (comida)

mataron a Pato Macho,

allá en el parque trillo

peleando con los muchachos…

Estatua de Quintín Banderas

En 1938 se colocó por primera vez la estatua de Quintín Banderas la cual confrontó dificultades en su instalación. Su historia no ha tenido una promoción adecuada. Este general combatió en las tres guerras de independencia. Fue cruelmente macheteado y baleado por fuerzas de la guardia rural en la finca El Garro, cerca de Arrollo Arenas, el 22 de agosto de 1906. Sus restos descansan en un sencillo panteón de mármol negro, en el Cementerio Colón. 

 El cine Strand

Ubicado justo frente al parque Trillo tenía capacidad para hasta mil aficionados al séptimo arte. Es uno de los cines más antiguos de La Habana, existe desde 1906 en un viejo inmueble que luego en 1941 fue demolido para construirle un nuevo edificio Art Decó, muy de moda por aquel entonces, que es el que se conserva hasta la fecha.

Actualmente este sitio es sede del Palacio de la Rumba. En sentido general conserva muy poco de su construcción original.

 Casa de Mariblanca Sabas Alomá

Casa ubicada en Neptuno entre Oquendo y Soledad. En este inmueble vivió en el último período de su vida el ilustre camagüeyano Marqués de Santa Lucia. 

Sin embargo, es de destacar que durante todo el período republicano fue la residencia de Mariblanca Sabas Alomá, una de las periodistas más avanzada de su tiempo, pionera del feminismo y de una presencia imprescindible en la prensa cubana. Con planteamientos muy adelantados a su tiempo.  La residencia era modelo del tipo de vivienda republicana, con dos pisos y una escalera central que comunica ambos espacios. Entre otras cosas tenía una de las bibliotecas más afamadas por su nivel de actualidad y rigor en la selección. 

Las tertulias realizadas por esta notable y aguda intelectual en este sitio eran de gran repercusión en casi todos los medios. A ella asistió lo más descollante de la intelectualidad no solo habanera sino cubana en general, además de ilustres visitantes extranjeros.

Esta es una de las figuras que menos seguimiento ha tenido en la época actual, a pesar de haberse publicado una selección de sus trabajos periodísticos nunca ha recibido una promoción adecuada. Su figura es prácticamente desconocida, solo tenida en cuenta por algunos especialistas muy puntualmente. Falleció en La Habana el 18 de julio de 1983.

En la actualidad, el inmueble se encuentra dividido, ocupado por varias familias y no conserva prácticamente nada de sus tiempos de gloria. En la zona se desconoce sobre quien fue esta audaz periodista que tanto hizo por la cultura nacional.

Esquina de Neptuno y Belascuaín

Una de las más concurridas de la zona, lugar de varios establecimientos de víveres, es límite por encontrarse casi al principio de la importante arteria Belascuaín. 

Justo en esa esquina, en el edificio de apartamentos, vivió durante unos años de su vida uno de los artistas cubanos más importantes de todos los tiempos Ángel Acosta León. Aunque nació y vivió durante muchos años en el municipio Marianao, fue en este espacio donde concibió alguna de sus obras más relevantes. Conductor de guaguas de profesión, realizó una de las obras imprescindibles del arte cubano de todos los tiempos. Tuvo una vida enigmática y su muerte no lo fue menos, lanzándose al mar en un barco que lo traía de Francia detenido por causas que nunca han sido aclaradas.

Hoy prácticamente nadie conoce que en este espacio vivió Acosta, se conserva una foto del interior con él y una bellísima obra a sus espaldas que deja ver al menos como era este pequeño apartamento. 

Cine Palace

Ubicado en la calle Belascuaín, conocida avenida de cines. Se encontraba en el no. 159, entre Concordia y Virtudes. Construido en sobrio estilo Art Decó tenia dos plantas y capacidad para acomodar hasta 1010 espectadores. Funcionó como cine hasta la crisis del período especial cuando cerró para nunca más abrir sus puertas. Desde entonces sufrió un total abandono, lo que ha provocado que algunas familias lo hayan utilizado como vivienda improvisada.

Forma parte de ese triste abandono generalizado que han sufrido los cines de La Habana, convertida definitivamente en un cementerio de cines.

 Casa de Virgilio Piñera

Este inmueble ubicado en Gervasio entre Ánimas y Lagunas fue ocupado por la familia del dramaturgo cubano más importante todos los tiempos. Este barrio, aunque ubicado en Centro Habana, ya no forma parte de Cayo Hueso sino de San Leopoldo. Pero decidimos incluirlo por su importancia y como continuidad de nuestros Itinerarios.

Desde este espacio Virgilio concibió alguna de sus obras más relevantes, esta casa específicamente sirvió como modelo de vivienda familiar para su obra cumbre Aire Frío. Hace apenas unos años se decidió poner una placa en la fachada, pero parte del silencio impuesto a este insigne escritor también incluyó los espacios habitados por él. 

No obstante, es muy poco conocido y apenas es nombrado o mostrado nunca.  

 Casa de Maria Teresa Vera

Este solar ubicado en San Lázaro entre Lealtad y Escobar fue vivienda de una de las cantautoras más importantes de la historia musical cubana, María Teresa Vera. Autora entre otros clásicos de Veinte años. Nacida en Guanajay, fue a vivir a La Habana desde muy joven y después de pasar por diferentes  viviendas este se convirtió en el definitivo. Resulta inimaginable como era la vida en este solar en los tiempos de la artista. Se encuentra en un grado de deterioro casi total. Los que lo habitan desconocen que allí vivió esta gran mujer.

Esta publiación tiene un comentario

  1. Que suerte exista una visión renovada de los maltratados espacios e inmuebles de esta ciudad. Cayo Hueso, sin dudas, es uno de los obligatorios ejes que marcan la evolución urbanística e histórica de La Habana. Desconocía buena parte de la información aportada por Osvaldo en este breve recorrido. ¡Gracias por el Itinerario!

Deja un comentario