Proyecto ¨Archivo: 25 años de La Peña del Júcaro Martiano¨

Proyecto ¨Archivo: 25 años de La Peña del Júcaro Martiano¨

La Peña del Júcaro Martiano es quizás uno de los eventos más longevos que persisten hoy en día en el entorno de la cultura extraoficial en Cuba. Fue inaugurada en 1995, durante el centenario de la muerte de José Martí, con una performance en la que se sembraron tres júcaros simbólicos en distintos puntos de la ciudad, en memoria de aquel árbol que según cuenta Froilán Escobar en su libro Martí a flor de labios, fuera protagonista de una de las historias más conmovedoras de los últimos días del Apóstol. Su fundador, Rafael Almanza, y un conjunto de colaboradores que ha variado con el tiempo, han mantenido viva la tradición de reunirse cada año para hablar de Martí. Y como el Maestro hablaba una lengua universal, los asistentes a la Peña se expresan en sus diversos lenguajes, acordes al espíritu y al intelecto que los guía, siempre bajo el halo del pensamiento martiano. Es así que ponencias investigativas, reflexiones, obras de todas las artes, performances, debates e intervenciones, conforman el acervo cultural de este evento. A partir de la oncena edición de la Peña, contamos con una cámara para documentar visualmente los sucesos, y desde la edición veintiuna, el número de sesiones en el año incrementó a dos. De modo que arribamos, Dios mediante, con las sesiones de verano e invierno del año en curso, a la cifra de treinta ediciones, y para mayo del 2020, la Peña habrá cumplido veinticinco años de existencia. Es comprensible que, aunque muchos videos dan fe de estas reuniones, y existen fotos en los medios digitales que publicitan el evento, la Peña requiera de un Archivo para salvar la memoria que con el devenir del tiempo se ha ido quedando acumulada, a la espera de ser procesada y documentada debidamente con este propósito. El archivo en cuestión, que me propongo realizar y compartir con Ánima, está conformado básicamente, y en un principio, por las ponencias, videos, audios, fotos, testimonios personales, publicidad, datos de autores y debates de todas las ediciones del evento, a lo largo de un cuarto de siglo de existencia. Desde luego, tropezamos con la dificultad de no tener suficiente información visual de los primerísimos encuentros, aquellos realizados en la infausta década del 90, pero creemos que con lo que hay (son más de catorce video-documentales, más de ochenta ponencias, con la participación de alrededor de cuarenta autores, etc…) basta para empezar esta hermosa y necesaria tarea.

Deja un comentario